jueves, 19 de noviembre de 2015

Cómo elegir una buena Caldera

Elegir una caldera para el hogar

Si ha llegado el momento de cambiar la caldera de tu casa y no sabes cuál elegir en este artículo te mostramos los criterios que debes tener en cuenta para elegir la mejor caldera posible para ti:

  • Tipo de combustible
  • Rendimiento
  • El sistema de combustión
  • El espacio disponible en su hogar
  • Tus necesidades de agua caliente

En cuanto al precio, no sólo debes tener en cuenta el precio de compra de la caldera, sino también el coste de su uso y mantenimiento. 


Una caldera más eficiente (por ejemplo, un modelo de condensación) requerirá una inversión inicial más alta, pero va a salir a cuenta, porque el coste por uso es mucho menor y acabarás ahorrando dinero en la calefacción y agua caliente de tu casa.  

También hay que tener en cuenta que puedes recibir subvenciones o ayudas si te cambias a un determinado tipo de calderas, por lo que estas resultarán más accesibles.

Vamos a desglosar cada uno de los puntos a los que hay que prestar atención para elegir una nueva caldera para tu casa.

Elegir Caldera

El combustible. 

Puedes realizar tu elección según los precios del combustible (petróleo, gas, pellets…). Es difícil predecir la evolución de los precios del petróleo, pero todo indica que será más caro que el gas natural en el mediano y largo plazo y, desde luego, las nuevas alternativas en calderas de pellet y biomasa parecen fuentes de futuro.

La elección del proveedor 

proveedores de calderas
Este también puede ser un factor determinante que no suele valorarse en su justa medida, así que hay que prestar mucha atención porque podemos encontrarnos con gastos o demoras no previstos, lo que repercutiría negativamente en la elección de la nueva caldera.

El impacto sobre el medio ambiente 

Este es otro criterio muy importante a la hora de elegir caldera según su combustible. Ten en cuenta que el gas es menos contaminante que el petróleo, pero pon también en la balanza las energías renovables, solar, madera, etc.. (calderas de pellets, por ejemplo).

El rendimiento. 

Una caldera con un excelente rendimiento te permite ahorrar dinero.  Este es el caso de las calderas de gas a baja temperatura (con la etiqueta HR +) y también de las calderas de condensación (etiquetado Top HR). Estos modelos son más caros, pero más económicos de utilizar.

El sistema de combustión. 

Existen dos sistemas: las calderas abiertas (utilizan aire exterior) y las cerradas o selladas (no utilizan el aire de la habitación).

Tamaño de las calderas de Biomasa

El espacio disponible en tu casa. 

Las calderas murales son las recomendables para los espacios pequeños, pero si dispones de un espacio amplio y habilitado exclusivamente para este fin, la capacidad y la facilidad de acceso y mantenimiento serán recompensados en una caldera grande.

Tus necesidades de agua caliente. 

Debes tener en cuenta tus hábitos, las personas que viven en la casa, la cantidad de agua que necesita (¿tomas baños o duchas?, ¿utilizas lavavajillas?). 

Puedes elegir entre calderas mixtas o combinadas (es decir, que se utilizan tanto para el agua de la cocina, del baño y de los radiadores) o calderas independientes del calentador de agua sanitaria.

Y si todo esto no te ha ayudado a escoger la mejor caldera, aquí te dejamos algunas de las preguntas frecuentes sobre calderas, para que te hagas una idea de lo que te puede pasar en función de una elección u otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu opinión