miércoles, 23 de noviembre de 2016

Energías Renovables en España

Energías renovables en España

Vivimos en los tiempos cuando la preocupación por el medio ambiente no es uno de los últimos trends de moda, sino una realidad convertida en un asunto grave que necesita un “arreglo” inmediato. 

El proceso del cambio climático desgraciadamente se está desarrollando muy rápido y para combatirlo tenemos que actuar sin demora y, lo que es muy importante, calculando y verificando muy bien cada nuestro paso para que la solución no nos hubiese traído nuevos problemas.

Hoy hablaremos sobre la cuestión energética

Una de las principales en el proceso de saneamiento, ya que las emisiones que salen al utilizar los combustibles fósiles perjudican prácticamente en manera directa el medio ambiente. ¿Cuál puede ser la solución?  - sustituirlos por las energías limpias.


Muchos países, entre los cuales España, ya han entrado en el proceso del desarrollo de las renovables. Tenemos varios proyectos realizados, otros ya están en marcha y muchas ideas para el futuro. 

Claro está que estamos en el inicio del camino y nos queda aún mucho recorrido por delante (y eso, si nos impliquemos todos en el proceso), pero es nuestra oportunidad, probablemente única, que no debemos perder si queremos guardar el planeta.

España es uno de los países involucrados en el proceso de desarrollo, producción y aplicación de energías renovables. 

Gracias a las energías como eólica, solar e hidrológica y a los grandes espacios verdes de los que disponen los habitantes de las ciudades y pueblos españoles, ha entrado en la lista de 10 países más verdes y sostenibles del planeta.

Para hoy día una gran parte de la energía que se consume en España producen las energías la del sol y la del viento. 


Sector renovable

Estamos acostumbrados a los campos fotovoltaicos o a los de molinos de viento que se encuentran por toda España.

La biomasa forestal es un modo práctico y seguro a la hora de calentar los edificios, sean particulares o administrativos. 

La geotermia, que cada vez levanta más la cabeza, se convirtió en sinónimo de una óptima solución energética: es verde, inagotables, válida para climatizar (calentar y enfriar) cualquier tipo de vivienda y no necesita el apoyo de otros sistemas.
Los estudios realizados sobre este tipo de energía aseguran su gran potencial para generar la energía.

Desde el comienzo de la aparición de las energías alternativas el pronóstico de su entrada en el mercado y en la vida cotidiana de los ciudadanos no parecía bueno

Hasta hoy día existen muchos mitos acerca de las renovables, pero la experiencia de los últimos años nos confirma que su desarrollo en España es una opción muy viable. 

Hemos de reconocer que, en España, no nos faltan los recursos verdes que son inagotables: el sol, el agua, el viento, el calor de la tierra o la biomasa forestal.

A pesar de las dificultades, el sector de energías alternativas sigue en desarrollo constante y, aunque no parece que hay muchos cambios, prácticamente cada día aparece alguna u otra noticia sobre una nueva victoria de las renovables. 

Desde las instalaciones de energías renovables para viviendas unifamiliares, cuya cantidad crece con gran rapidez por toda España, instalaciones que abastecen de energía fábricas, universidades, organismos públicos, sector terciario (el caso reciente de los hoteles canarios que se aprovechan de la geotermia) hasta la primera isla (la isla de Hierro) donde el 100% del consumo eléctrico cubren las energías procedentes de fuentes renovables. 

Vamos a ser optimistas, ya no es tan poco como parece.

La Red Eléctrica de España nos comunica que en el año 2015 las renovables aportaron casi 40% de la producción eléctrica total, más que la nuclear, el gas y el carbón. 

El sector de la energía en España

En estos 2 últimos años sigue creciendo el aumento exitoso de la producción renovable: sólo en el primer trimestre más de la mitad de de los kilovatios hora eléctricos (50,6%) han sido generados por energías limpias.

Con el desarrollo de las energías renovables y la aplicación correcta de todos los recursos podremos llegar a ser energéticamente independientes, conseguir el buen ahorro y la autonomía en casos de necesidad. 

Además de muchas ventajas económicas que conseguiremos junto con nuevos puestos de trabajo y la seguridad en el futuro.

Los proyectos actuales pretenden resolver muchos problemas: reducir los incendios forestales en zonas de alto riesgo, extrayendo biomasa; desarrollar una planta energética piloto de eólica marina para beneficiar las empresas asturianas con la producción de la electricidad; fabricar las torres eólicas e infraestructuras para parques marinos; etc...


Es muy importante elaborar una estrategia eficaz para llevar a cabo todos estos proyectos. 

Apostando por las energías renovables, conseguiremos muchos beneficios para todos, y España dispone de todos los compuestos necesarios para llegar a ser un líder en el desarrollo y la aplicación de las energías limpias. 

Nos falta hacerlo realidad.